La Dieffenbachia comúnmente conocida como Amoena es una planta muy toxica.

Muchas personas aman la naturaleza y por eso tienen plantas en casa, pero no saben los peligros que pueden causar algunas principalmente cuando tenemos niños y mascotas.

Hoy te contaremos la historia de Esteban, un niño muy inteligente y despierto de 5 años de edad, el cual es hijo único y estaba jugando en la sala de su casa inocentemente cuando empezó a sentir un fuerte dolor en su abdomen, el pobre pequeño se retorcía del dolor, su madre pensó que se quitaría con un masaje en su estomago porque pensó que Estaban había comido muchas golosinas y de eso se trataba.

Pero al rato todo empeoro, su piel se ponía roja, estaba algo inflamado y más tarde su madre se dio cuenta que él no estaba respirando bien, ella llamo a la ambulancia diciéndoles que su hijo tenía una intoxicación y que no podía respirar bien, pasados unos minutos la ambulancia llego a su hogar.

Lo llevaron al hospital y la madre de Esteban estuvo como 20 minutos en la sala de espera sin saber nada, cuando salió el médico le dio una mala noticia: su hijo falleció a pesar de que hicieron todo lo posible, sufrió de un ataque de anafilaxia y entro en un paro cardiopulmonar ya que todos sus órganos internos se inflamaron, la causa podía ser algo que comió que le causo esa mortal reacción.

La madre le contó al médico lo que Esteban había comido, pero nada de eso parecía ser la causa, por lo tanto dio el permiso para que le realizaran la autopsia, la cual arrojo que la sangre del niño tenía gran cantidad de oxalato de calcio, Esta sustancia es toxica y se encuentra en una planta llamada Amoena cuyo nombre científico es Dieffenbachia.

Al parecer esteban estuvo jugando con la planta decorativa que tenía su madre en la sala de la casa y se la llevo a la boca, lo que le causo más tarde el ataque de anafilaxia y la muerte.

Aquí te mostramos una imagen de esta planta mortal:

Diefembaquia

Estas plantas tan decorativas y atractivas son altamente tóxicas. Por esta razón no es recomendable si existen niños pequeños que puedan llevarse las hojas a la boca.

También hay que tener especial cuidado con mascotas dado que también resulta tóxica para nuestros amigos de cuatro patas.